Top

A3Lab

Pueden ocurrir dos cosas: o bien tienes la suerte de vivir en una casa muy luminosa o bien tu casa es bastante oscura y estás buscando la manera de potenciar la luz natural en cada una de sus esquinas. Si este es tu caso, sigue leyendo.

La luz natural consigue que nuestra casa se convierta en un espacio agradable, cómodo y acogedor. Aunque, por desgracia, no todos los hogares pueden estar orientados al sur o concretamente tu vivienda no cuenta con un alto número de horas de sol. Sin embargo, hoy te vamos a traer las claves para que consigas potenciar la luz natural en tu casa y eso de vivir a oscuras, se te haga más llevadero.

Comencemos por el principio

Para poder vivir en una casa con luz natural, obviamente las soluciones deberían comenzar en la fase inicial del diseño de las viviendas pero, si vives en una casa antigua cuyo diseño no ha tenido en cuenta estas necesidades, siempre hay ciertos cambios que puedes tener a tu alcance.

La luz natural tiene un efecto beneficioso en nuestra salud y nuestro estado de ánimo, ¡y queremos ayudarte a conseguirlo!

Paredes en tonos claros

Esto es algo que ya habrás escuchado miles de veces pero es la primera clave que tenemos que tener en cuenta si queremos potenciar la luz natural en nuestro hogar y eliminar esa sensación de ahogo que nos produce la oscuridad.

Cuando hablamos de paredes en tonos claros, no queremos decir que tu casa tenga que ser totalmente blanca y anodina, sino más bien que hagas uso de colores interesantes y personales. Puedes utilizar desde un beige claro a un gris perla y si realmente te preocupa que tu estancia se quede sin personalidad, añade color mediante el mobiliario, la decoración y los textiles.

Además, resulta buena idea elegir pinturas de acabado mate, mejor que brillante. Aunque parezca ser al contrario, las mate reflejan mejor la luz mientras que las de efecto brillo solo producen reflejos.

Una buena idea, en pro de la luz, es elegir suelos de madera clara y tonos no demasiado oscuros para los muebles, al menos para los más voluminosos.

Espejos y más espejos

Otra opción para conseguir aumentar la luz natural en tu casa es colocar varios espejos de forma estratégica. Puedes colocar uno de grandes dimensiones en un espacio como el salón, esto además de dar un toque de estilo y elegancia al espacio, conseguirá rebotar la luz y que se multiplique en todas las direcciones.

Ventanas siempre despejadas

Aleja los muebles más grandes de las ventanas y de las puertas, si estas tienen paneles de cristal. No coloques estanterías en medio del salón, mejor pégalas a las paredes. Que nada obstaculice el paso de la luz diurna.

Otro punto importante es a la hora de vestir las ventanas. Prescinde de gruesos y opacos cortinajes, y apuesta por livianos visillos blancos, suficiente para preservar tu intimidad sin restar luz.

Con estas ideas conseguirás potenciar la luz natural en casa y ganarás en bienestar para ti y para tu familia. ¿A qué esperas?